Guadalajara, Jalisco. 

En las semanas recientes en Tlajomulco y en Tlaquepaque, ha habido desalojos de propietarios de viviendas en fraccionamientos, como Altus Bosques, Real del Valle, Valle Dorado y Jardines del Edén, ante la moratoria en pagos que han caído de los créditos bancarios y de sociedades hipotecarias.

Por ello, el Frente Mexiquense en Defensa para una Vivienda Digna capítulo Jalisco, visitó Guadalajara para invitar a familias que no pueden pagar sus créditos, a que se suman a una demanda colectiva existente en la Fiscalía General de la República (FGR).

José Humbertus Pérez Espinoza, presidente del Frente Mexiquense para una Vivienda Digna, explicó cómo empresas vivienderas como la desaparecida Homex, Geo o Ara, incurrieron en ilegalidades, al vender casas a precio “inflado” con características diferentes a las ofertadas. Por ello, desde 2010 se combate por la vía legal a esas firmas y a quienes dieron los créditos.

El Frente pide que una vez que las personas se sumen a la demanda colectiva, se suspendan los desalojos. Además, le pide a los ayuntamientos que “recuperen” los fraccionamientos que nunca fueron entregados a los municipios.

“Nosotros tenemos una denuncia penal a la que se va a sumar un grupo muy importante de Tlajomulco y de Tlaquepaque y de otras zonas para que por el simple hecho de la denuncia penal, los juicios tienen que pararse y esto lo establece una jurisprudencia. Si el presidente municipal (de Tlajomulco) quiere hacer las cosas bien, él tiene los instrumentos jurídicos para declarar la recuperación administrativa de los conjuntos urbanos, porque no fueron municipalizados”, expresó.

El caso de los colonos que han sido emplazados para ser desalojados por bancos y sociedades hipotecarias ha sido llevado ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pero la titular Rosario Piedra Ibarra, no ha querido atender a los afectados en las semanas recientes, dijo Humbertus Pérez Espinoza.

“Esas resoluciones son muy interesantes porque la propia Rosario Piedra, no ha querido atendernos, después que las feministas tomaron las instalaciones”, señaló.

Los fraccionamientos construidos en el sexenio de Calderón y Peña Nieto tienen las mismas irregularidades en el estado de México, en Los Cabos, en Guadalajara, en Ciudad Guzmán, Lagos de Moreno, Puerto Vallarta y en Ixtlahuacán de los Membrillos y por ello, los compradores de las viviendas pueden recurrir a la justicia.

“Yo cómo iba a saber en el 2009 o 2010 que lo mismo hizo Luis Orvañanos Lascuraín en el estado de México, lo hizo también en Tlajomulco de Zúñiga. Eso se llama desplegar la conducta ilícita”, precisó.

Para quienes hayan comprado una casa en un fraccionamiento en Tlajomulco, en Tonalá, en Tala, en Zapopan o en Ixtlahuacán de los Membrillos, pueden pedir el apoyo jurídico del capítulo Jalisco, representado por Vicente García Guzmán, quien desde hace 10 año no puede pagar su crédito en el fraccionamiento Altus Bosques, en los límites de Tlaquepaque y Tlajomulco.

Ignacio Pérez Vega