Problemas de insomnio
Fotografía: EFE/Marcial Guillén
Guadalajara, Jalisco.

La pandemia por Covid-19 disparó los problemas para el descanso, desde insomnio hasta apneas del sueño. A principios del año pasado, 30 % de la población en México sufría de insomonio con la llegada del nuevo coronavirus, y la estadística se disparó hasta 60 %, advierte el coordinador de la Clínica del Sueño del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”, Alejandro Jiménez Genchi.

“Al inicio, sobre todo en los primeros seis meses de la pandemia, las tasas de insomnio, la frecuencia de insomnio, se disparó terriblemente: cerca de 60 % de las personas llegaron a experimentar síntomas de insomnio. Esto que vimos, que por sí mismo ya era frecuente, alrededor de 30 %, pues prácticamente se duplicó. Posteriormente se redujo, de eso aún no hay datos, sí de que se redujo, pero no específicamente el cómo se encuentra actualmente la prevalencia o la frecuencia por el trastorno por insomnio en nuestra población”.

El insomnio está presente en la población, se estima que uno de cada tres mexicanos tiene este trastorno del sueño. El especialista explica.

“Uno de cada tres adultos mexicanos tiene síntomas de insomnio, o sea, tiene dificultades para dormir o para mantenerse dormido y es bastante constante que es más frecuente en las mujeres que en los varones, en una relación que va de 1.5 a 1.7 mujeres por cada hombre”.

El no dormir bien no sólo afecta al cuerpo, no sólo disminuye su productividad, sus relaciones de pareja, de amistad y familiares, sino también el cerebro la pasa mal y afecta la memoria y la capacidad de atención, provocando accidentes en el trabajo, vehiculares y hasta se puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades neurogenerativas como el Alzheimer, entre muchos padecimientos más.

Los expertos dicen que la calidad de sueño y la depresión están conectados. Muchas personas con depresión tienen problemas para dormir y esto se considera uno de los síntomas más comunes.

Los especialistas recomiendan un sueño adecuado en horas y que sea reparador, detalla el coordinador de la Clínica del Sueño del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”, Alejandro Jiménez Genchi.

“Incluso desde los adultos jóvenes, es decir, desde los 18 hasta los 64 años. Las horas recomendadas de sueño son de 7 a 9 nueve horas, considerando que podrían ser apropiadas como un mínimo seis horas de sueño por noche y como un máximo de 10 a 11 en el caso de los adultos jóvenes, 10 horas como máximo en el caso de los adultos ya no tan jóvenes, pero estamos hablando de 7 a 9 horas de sueño recomendadas”.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here