ley muerte perinatal
Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Quiénes han perdido un bebé antes, durante y después del parto viven un duelo que pocas veces reconocen, hablan, entienden y si se le agrega que el sistema de salud no tiene esa preparación para tratar a esas mujeres y hombres que han vivido la muerte de su bebé, el dolor puede convertirse en crónico y causar muchos problemas a corto y mediano plazo.

En México no existen protocolos, ni acompañamiento, la mayoría de los profesionales de la salud ven el proceso como algo natural, como parte de la estadística y ante la saturación del trabajo que enfrentan todos los días poco se detienen para acompañar a estas mujeres y son enviadas a las áreas de recuperación de parto rodeadas de mamás con sus bebés y ellas con sus brazos vacíos.

Por esta razón, colectivos de familias que han vivido la muerte de un bebé o más, buscan crear una Ley llamada Cunas Vacías con el fin de crear protocolos de atención, información, manejo y contención de una muerte gestacional.

La fundadora del colectivo Duelo Respetado, Georgina González detalla lo que busca la propuesta de Ley Cunas Vacías:

“Consiste primordialmente en cinco puntos, la primera etapa con multidisciplinaria, esto quiere decir que garantice el bienestar psíquico, emocional de las mujeres y familias ante una muerte fetal y perinatal”.

“El segundo, permiso por duelo, cinco días con goce de sueldo para madres, padres trabajadores por la muerte fetal o perinatal de sus hijos, esto aunque ya está establecido para otras madres y padres en el caso de la muerte fetal o perinatal no se consideran que son mamás o papás por lo tanto no se aplican estos días de duelo”.

“Tres, descanso de trabajo, igual número de semanas posteriores al parto que las que se dan en un nacimiento regular, independientemente del punto anterior que es el permiso por duelo”.

“Cuatro, la lactancia y donación de leche, es el derecho de la mujer de recibir información clara, veraz y oportuna para decidir sobre su lactancia; inhibición natural, inhibición farmacológica, o también la posibilidad de ser donadoras de leche”.

Cinco, un trato digno, se busca que se capacite al personal sanitario para abordar integralmente con sentido ético, respetuoso y humano la muerte fetal y perinatal”.

Esta propuesta de Ley ya se discute en el Senado.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here