Guadalajara, Jalisco.

“La llevada y la traída” es el nombre de la película que políticos y cineastas le hicieron a la Virgen de Zapopan.

La idea de esta cinta comenzó cuando en 2018, la Unesco declaró a la Romería de la Virgen de Zapopan como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Esto fue lo que motivó al entonces alcalde de Zapopan, y ahora de Guadalajara, Pablo Lemus, a sugerir que se conformara un grupo de cineastas para que se rodara un documental de la Romería.

El proyecto recayó en Ofelia Medina, actriz que reconoce en éste su segundo trabajo en la dirección de largometrajes, una pieza dedicada a la devoción hacía la Virgen que comparte con cientos de miles de mexicanos.

“Estoy muy orgullosa, más que nada porque encontré a una familia y una comunidad, encontré un lugar en mi corazón aquí y me siento muy feliz y muy orgullosa de haber aprendido aquí de mis maestros, y todavía me falta mucho por aprender”.

Para rodar “La llevada y la traída”, Ofelia Medina y su equipo, los productores Rodolfo Guzmán y Begoña Lecumberri y Claudia de Berardinis, tuvieron que hacer sinergia con comunidades de danzantes de diversos barrios de la ciudad.

La cinta de estrenó este domingo en la sala Guillermo del Toro de la Cineteca y en su lanzamiento estuvieron presentes danzantes y feligreses, así como el autor intelectual, Pablo Lemus, junto con el alcalde de Zapopan, Juan José Frangie, y el presidente del Patronato del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, Raúl Padilla López.

Celia Niño

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here