Fotografía: Ricardo Chavarín
Guadalajara, Jalisco.

La compra-venta de espacios en los tianguis de la metrópoli es una práctica común. Sin embargo, si en el tianguis de ropa usada de la calle Ignacio Machain, o calle 60, del Barrio de San Juan Bosco, existe una ampliación irregular de espacios para vender hasta en 30 mil pesos el metro, el caso debe investigarse por la Contraloría Municipal y en forma directa por el alcalde interino, Eduardo Fabián Martínez Lomelí, advirtió el regidor del Ayuntamiento de Guadalajara, Miguel Zárate Hernández.

Sin embargo, el edil pidió a los comerciantes del tianguis de San Juan Bosco que denuncien esta venta irregular de espacios, que presenten las denuncias formales para que se proceda legalmente y se sancione a los coordinadores de tianguis o a cualquier servidor público que esté involucrado.

“Lo que nosotros estaríamos esperando es que se hagan las denuncias pertinentes para, con esas denuncias, proceder aquí en el municipio. También poder comprobar que los funcionarios públicos están coludidos con este tipo de líderes para poder usufructuar los espacios que no tienen un costo para el municipio. No se cobran. No se debería de cobrar ni pagar absolutamente nada. Este tipo de prácticas recurrentemente se han estado dando, pero de una manera ilegal”, expresó.

En El Baratillo, el tianguis que se instala todos los domingos a lo largo de la calle Juan R. Zavala o calle 38, también se han detectado actos de corrupción y se está actuando para poner orden, dijo Miguel Zárate.

“Nosotros presentamos una iniciativa para poder empezar un proceso de regularización de los tianguis, empezando por El Baratillo, que es donde encontramos que había más indicaciones o signos de corrupción. Podemos presumir que (existen) pseudo líderes en participación con funcionarios municipales. Sin embargo, no tenemos una sola denuncia, son declaraciones de los mismos comerciantes y también investigamos dentro de las mismas redes sociales donde se comercializan este tipo de espacios, incluso unos en cantidades fuertes de dinero”, manifestó.

Los tianguistas del Barrio de San Juan Bosco, que se instala todos los sábados, piden que se investigue el caso porque hay funcionarios municipales que son “cómplices” y permiten la venta de espacios, alargando una cuadra el tianguis y lo hacen justo cuando le quedan unos días al actual Gobierno municipal de Guadalajara.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here