Ocotlán, Jalisco

Como parte de las ayudas emergentes para quienes debieron suspender labores por la pandemia de COVID-19, el Gobierno Municipal de Ocotlán, hizo entrega de despensas a los lustradores de calzado que dejaron su trabajo desde que inició la crisis sanitaria en Ocotlán, y que el 15 de junio retornaron a sus actividades en la plaza principal durante la reactivación económica, así lo señaló el Ayuntamiento en un comunicado de prensa.

Los beneficiados, recibieron alimentos y productos de primera necesidad, además de un kit para trabajar con mayor protección  que incluyó un dispensador con gel antibacterial, careta protectora y dos cubrebocas de  tela,  para reducir la probabilidad de contagio; así mismo se les hizo entrega de mil pesos en efectivo para la adquisición de sus insumos de trabajo y reactivarse económicamente. 

Al respecto, el bolero de Ocotlán, Ezequiel Orozco, dijo lo siguiente:

“Se nos entregó un sobre con mil pesos, porque varios producto de los que tengo aquí para trabajar, grasas, tintas y eso; como estuvo mucho tiempo alzado, sin movimiento de nada, pues algún día va a estar echado a perder. Hay que comprar lo que ocupemos, entonces, nos hizo una donación de mil pesos para comprar lo que se nos haya echado a perder”.

En el comunicado no se precisa cuántos fueron los boleros beneficiados con estos apoyos.

En este mismo sentido, la Asociación de Fabricantes de Muebles de Ocotlán, anunció el día 15 de junio que se une a los esfuerzos por contrarrestar los efectos de la actual situación sanitaria y/o económica que se está atravesando. Por lo cual reunieron aproximadamente  mil 200 despensas, que en colaboración con el Gobierno de Ocotlán se harán llegar a las familias que más lo necesiten.

Luis Felipe García López