Fotografía. AFP
Berlín,  Alemania.

Varios museos alemanes quieren explorar cómo llegaron ciertos objetos a sus colecciones durante el período colonial, anunció hoy el Centro Alemán de Pérdidas de Bienes Culturales en Magdeburgo.

La institución informó que se ha aprobado un presupuesto de aproximadamente un millón de euros para apoyar ocho proyectos de investigación.

La atención se centrará por primera vez en China, región que hasta ahora había sido menos tenida en cuenta en esta cuestión. Cuatro instituciones de Frisia Oriental planean cooperar con investigadores chinos, su interés recae en objetos de menor tamaño que los marineros trajeron consigo a Alemania en la época colonial.

La fundación Castillo Friedenstein, de Gotha, busca aclarar el origen de 30 cráneos humanos con la ayuda de expertos de Indonesia. La Colección Alexander Ecker de Friburgo también planea investigar sobre restos humanos que alberga esa institución, mientras que museos sajones analizarán objetos de Togo que fueron llevados a Alemania entre 1899 y 1939.

El Centro Alemán de Pérdidas de Bienes Culturales coordina las actividades en el país europeo cuando se trata de bienes culturales extraídos de su entorno original de forma ilegal.