Fotografía: Isaura López Villalobos
Guadalajara, Jalisco.

En el Parque Revolución, conocido como “rojo”, cada domingo un grupo de mujeres se une a bordar por la paz, un espacio que surgió hace una década por iniciativa de Teresa Sordo, junto con otras mujeres activistas, con el objetivo de visibilizar que el país se mancha de rojo por la violencia, feminicidios y personas desaparecidas.

A unos días del fallecimiento de Tere, la comunidad de mujeres mantiene su bordado. Margarita Rodríguez, de Colectivas Hilos, recuerda a Teresa Sordo, quien era integrante de Por Amor a Ellxs.

Fotografía: Isaura López Villalobos

Por su parte, Claudia Rodríguez, de Colectiva de Hilos, menciona que el tejido rojo que inició en Jalisco se ha extendido a otras entidades federativas ante la ola de violencia que se vive en el país. La mancha roja como símbolo de la sangre derramada por la violencia se expone en espacios públicos.

A un par de semanas del Día Internacional de la Mujer, Colectiva Hilos comienza a preparar una serie de actividades para visibilizar el aumento de la violencia en contra de las mujeres durante este tiempo de la pandemia. Isabel López menciona algunas acciones que van a realizar en marzo

El bordado rojo que se teje cada domingo en el Parque Revolución inició hace 12 años, y hoy las integrantes de Colectiva Hilos lo exhiben para manifestar la violencia que se vive en el país.

Isaura López Villalobos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here