Foto Roció L,
Guadalajara, Jalisco. 

Luego de las revisiones que hicieron en equipo los ayuntamientos, la Secretaría de Asistencia Social y el Consejo Estatal Contra las Adicciones a los Centros de Rehabilitación de Adicciones, se contabilizaron 631 locales en el estado, de estos solo 85 contaban con el registro en el Centro Estatal Contra las Adicciones, informó a Canal 44, su titular, Pedro Briones:

“De esos solamente 85 contaban con un Registro estatal con el Consejo Estatal Contra las Adicciones y ahí sumándole otros 16 que tienen un registro con CONADIC”.

Actualmente, 210 centros de rehabilitación ya cuentan con esta certificación.

El 83 por ciento se encuentran en la Zona Metropolitana, sobre todo en Guadalajara, le sigue Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco y Tonalá.

Además, también había discrepancias entre las reglas y requisitos que solicitaba cada ayuntamiento a estos Centros de Rehabilitación en Adicciones, por eso, luego de esta revisión y trabajo se estandarizaron los requisitos.

Primero debe tener el aviso de funcionamiento emitido por la Coprisjal, dos, debe contar con un médico responsable que tenga su RFC activo.

Tres, el municipio le debe otorgar un dictamen de uso de suelo, cuatro tener licencia municipal, cinco dictamen de Protección Civil donde se determine que es un lugar seguro para quienes estarán ahí, sexto requisito debe contar con un registro en la subSecretaría de Asistencia Social y en el séptimo requisito está la certificación del CECAJ de que su práctica clínica es adecuada a las normas oficiales.

El titular del CECAJ no descartó que estos centros de rehabilitación en adicciones pudieran bajar la calidad de sus tratamientos, por lo que exhorta a los familiares de los usuarios a que revisen en el padrón del Consejo si está vigente su certificación o de lo contrario lo pueden denunciar en la misma página cecaj.jalisco.gob.mx o al 800536 9444 y advierte:

“No son inamovibles, si yo en el camino recibo una queja o por programación hago una revisión y no cumple con más del 85 por ciento del puntaje que debe de cumplir, yo le hago un exhortó y le doy un tiempo”.

Por ejemplo, un centro de rehabilitación ubicado en el Sauz, en la calle de Ahuhuetes, fue clausurado por el ayuntamiento de Tlaquepaque por no contar con el permiso de uso de suelo, y por las quejas de los vecinos.

Tiene 60 días determinados por el municipio para cambiar de ubicación y actualizar sus certificaciones.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here