Fotografía: SICT México
Guadalajara, Jalisco.

A unos días de iniciar la construcción de una obra en la carretera Guadalajara-Tepic, las autoridades responsables no han colocado ni una sola manta que pueda socializar a los automovilistas sobre los ocho meses de problemas viales que se registrarán por un paso deprimido a la altura del entronque con el camino que va a Nextipac.

El inicio de esta obra está programado para el 1 de marzo, cuando comenzarán con adecuaciones de desviaciones para que la carretera no se vea afectada con sus cuatro carriles de tránsito de vehículos, pero se recomienda a los automovilistas que se tomen en cuenta los tiempos de traslados, ya que éstos sí se verán afectados por las obras.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que la construcción del paso deprimido será en el ingreso a la Zona Metropolitana de Guadalajara, en el kilómetro 18 de la Carretera a Nogales, y aunque no se informó el costo de esta obra, sí se recomendó tener presente los retrasos en la circulación para evitar accidentes en la zona.

Henry Saldaña

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here