Fotografía: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

El Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional de Occidente del IMSS recibió la primera donación del año, se trata de un par de riñones que serán para pacientes pediátricos.

Esto, luego de la segunda donación multiorgánica registrada en el Hospital Regional de Querétaro donde un paciente con muerte encefálica fue candidato a donador y gracias a sus familiares se obtuvo un corazón, dos riñones, hígado y una cornea, para beneficiar a cinco pacientes y salvar o mejorar su calidad de vida.

Con este acto, poco a poco se reinicia el programa de trasplante de órganos en varios hospitales del país.

El corazón fue enviado a la Ciudad de México, la cornea a Michoacán, los riñones a Jalisco y el hígado a Monterrey.

El personal de salud de la clínica de Querétaro donde se dio la donación despidió al donador con una valla humana y aplausos en agradecimiento por dar una nueva oportunidad de vida a otros pacientes.

Las procuraciones se llevaron a cabo bajo estrictos lineamientos de sanidad, lo que garantiza evitar contagios de COVID-19, en los pacientes y en el personal de salud.

Rocío López Fonseca