Fotografía: EFE/Sáshenka Gutiérrez
Ciudad de México, México.

El fiscal mexicano Alejandro Gertz dijo este martes que está dispuesto a defender en instancias internacionales su decisión de exonerar al exministro de Defensa Salvador Cienfuegos, entregado por Estados Unidos a México para que lo investigue por narcotráfico.

En tono de molestia, Gertz tildó de “linchamiento mediático” las acusaciones de la agencia antidrogas estadounidense (DEA) contra Cienfuegos, y consideró que se habría violado el derecho a la presunción de inocencia.

“Vámonos a juicio si es necesario. (…). Vamos a entrarle al aspecto internacional, vamos a ir a los derechos humanos, vamos a ir a todas las instancias que tengamos que ir porque esto no es un asunto de individuo, es un asunto de una institución, es un asunto de un país, de su credibilidad”, declaró a Radio Fórmula.

El fiscal evocó al Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, pero sin detallar si recurriría a esa instancia.

Gertz dijo que la Fiscalía ya notificó oficialmente a Estados Unidos su decisión sobre el caso Cienfuegos. “Que ellos hagan lo que tienen que hacer, no es el final de un asunto”, sostuvo.

Cienfuegos, general retirado de 72 años, fue detenido en octubre en Los Ángeles acusado de nexos con el narcotráfico, pero tras un acuerdo, Estados Unidos lo entregó a México para un eventual juicio y compartió el expediente de la DEA de más de 700 páginas.

Pero a juicio del fiscal, en Estados Unidos “no encontraron elementos y buscaron cómo echar la bolita” (responsabilizar) a México de la exoneración del general, ministro de Defensa entre 2012 y 2018.

Las autoridades estadounidenses “lo pusieron en libertad, ellos lo consideraron inocente, ellos retiraron los cargos”, añadió Gertz.

El jueves pasado la Fiscalía -que es independiente del Ejecutivo- informó de su decisión de exonerar a Cienfuegos al considerar que no había evidencias para enjuiciarlo, mientras que el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a la DEA de “fabricar” pruebas.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos rechazó la denuncia y se declaró “decepcionado”, luego de que México divulgó en Internet el expediente, y advirtió que esto violaba tratados de cooperación bilaterales.

López Obrador descartó que el caso pueda afectar las relaciones con el gobierno del demócrata Joe Biden, quien asume este miércoles.