Fotografía: Ilustrativa/EFE/CDC.
Guadalajara, Jalisco.

La Secretaría de Salud notificó los dos primeros casos sospechosos de la viruela del mono.

Se trata de un varón de 40 años, de origen canadiense pero que vive en Puerto Vallarta. El paciente estuvo en el club de playa entre el 27 de mayo y el 4 de junio. Inició con síntomas el 7 de junio con los granitos con líquido adentro, además de comezón en la nuca, espalda, pecho y brazos.

El paciente se encuentra en aislamiento y observación. Se tomaron muestras y fueron enviadas al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica (InDRE)

El segundo caso es una mujer de 23 años, de Zapopan, quien convivió con personas extranjeras e inició con las erupciones en la piel el 31 de mayo, que iniciaron en la cabeza, espalda, pecho y brazos, también presentó fiebre, dolor muscular y articular. Se encuentra en aislamiento, sus muestras también fueron enviadas a la Federación.

Del 8 de junio hasta este fin de semana, 18 personas han acudido al Laboratorio Regional de Salud Pública en Puerto Vallarta, tres a otras unidades del Estado y trece se comunicaron vía telefónica.

Además, tienen detectadas y bajo vigilancia a 23 trabajadores del hotel donde se hospedó el paciente cero.

La Secretaría de Salud recuerda que se puede contagiar la viruela del mono a través de un contacto físico estrecho con alguien que tenga los síntomas. La erupción, los fluidos corporales (como el líquido, el pus o la sangre de las lesiones cutáneas) y las costras son especialmente infecciosos.

La ropa, la ropa de cama, las toallas o los objetos, como los utensilios para comer o los platos, que se han contaminado con el virus por el contacto con una persona infectada, también pueden infectar a otras personas.

Las úlceras, lesiones o llagas en la boca también pueden ser infecciosas, lo que significa que el virus puede propagarse a través de la saliva. Las personas que interactúan estrechamente con alguien infectado, como los trabajadores sanitarios, los miembros de la familia y las parejas sexuales, corren por tanto un mayor riesgo de infección.

Una persona con viruela del mono puede contagiar mientras tienen síntomas, esto podría ser de dos a cuatro semanas.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here