Cofepris
Fotografía: EFE/José Méndez (Referencial)
Guadalajara, Jalisco.

Trabajadores del Hospital General de Occidente (HGO) denunciaron a este medio que hay un desabasto “importante” de medicamentos para el dolor, incluso tan básicos como el ketorolaco o tramadol.

Pero eso no es todo. Aseguran que no hay agua caliente para bañar a los recién nacidos, por lo que las propias enfermeras llevan sus resistencias para calentar el agua.

Ante estas denuncias, se cuestionó al secretario de Salud, Fernando Petersen Aranguren, quien acompañó al gobernador Enrique Alfaro a inaugurar una ampliación en el Laboratorio Estatal de Salud Pública, al lado de dicho nosocomio. Sin embargo, el gobernador evitó que el funcionario respondiera.

Antes, durante el evento, el gobernador anunció que en enero presentará el proyecto para el Hospital General de Occidente que tiene más de 70 años de construido, y que, a decir de los propios trabajadores, no sólo requiere una manita de gato, sino un “zarpazo de tigre”.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here