El gobierno del estado debe poner un freno a la actitud de provocación en la que ha caído el secretario de vialidad Diego Monraz, al boicotear cualquier proyecto que encabece el Ayuntamiento de Guadalajara, señala el senador priista Ramiro Hernández. Agregó que la postura de Monraz acaba por perjudicar a los ciudadanos y a los negocios de la glorieta Minerva, ante la falta de coordinación para dar balizamiento a las avenidas recién pavimentadas con concreto.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here