Un comandante policíaco murió acribillado este jueves en una emboscada perpetrada en Chilpancingo, en el sur de México, donde también se registró una balacera que dejó tres pistoleros muertos, informó a la AFP una fuente de la fiscalía.

Un comando de hombres armados interceptó y disparó más de 100 balazos al comandante de la Policía Ministerial, David Urquizo, quien hace unos meses sobrevivió a un atentado, informó bajo anonimato una fuente de la fiscalía de esa localidad.

El ataque se produjo cuando Urquizo se desplazaba por céntricas calles de Chilpancingo, capital de Guerrero, ubicada a 276 km de Ciudad de México.

En otro hecho, tres presuntos delincuentes fueron abatidos y tres más resultaron heridos en un enfrentamiento con policías también en Chilpancingo, añadió la fuente de la fiscalía.

La marihuana y la amapola se producen predominantemente en Guerrero, con costas en el Pacífico, que padece altos índices de violencia ligada al crimen organizado. 

En marzo cinco gendarmes murieron en una emboscada perpetrada en el vecino estado de Jalisco (oeste).

En Iguala, una empobrecida región de Guerrero, desaparecieron 43 estudiantes en septiembre pasado después de ser baleados por sicarios del cartel Guerreros Unidos y policías corruptos. La fiscalía sostiene que fueron masacrados al ser confundidos con integrantes de una organización antagónica.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here