Rosario robles
Fotografía: Notimex
Ciudad de México, México.

Un juez vinculó hoy a proceso a Rosario Robles por uso indebido del servicio público cuando estuvo frente de la Sedatu y la Sedesol, y ordenó dos meses de prisión preventiva justificada en el penal de Santa Martha Acatitla para que se concluya la investigación complementaria.

Tras una audiencia maratónica de más de 12 horas, el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna determinó aplicar el delito como agravado por haber sido continuo en prácticamente todo el pasado sexenio.

La Fiscalía General de la República (FGR) imputó a Robles como responsable por omisión del desvío de más de cinco mil 73 millones de pesos en contra del erario cuando estuvo al frente en la secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y Desarrollo Social (Sedesol).

El impartidor de justicia le dio un plazo de dos meses a la FGR para la conclusión de la investigación complementaria y, en caso de necesitar más tiempo, podrá solicitarlo.

“Desafortunadamente el juez le dictó una prisión preventiva por dos meses, es el tiempo que tenemos para aportar nuevos datos de prueba a la investigación”, dijo Xavier Olea, defensa de Robles, en declaraciones a la prensa.

La defensa de la exfuncionaria aseguró que se trata de una persecución política contra su clienta y que cuenta con todos los recursos necesarios para demostrar la inocencia de la exministra.

“Creo que la justicia nos ha fallado”, dijo el abogado, quien confirmó que Robles ya fue trasladada al penal de Santa Martha Acatitla.

El desvío de 5 mil 875 millones de pesos conocido como “La Estafa Maestra” fue revelado mediante una premiada investigación periodística publicada en septiembre de 2017, y supuso otro golpe a la administración de Peña Nieto, manchada ya entonces por grandes escándalos de corrupción.

Según investigaciones de la fiscalía y de la Auditoría Superior de la Federación, el esquema de corrupción implicaría a más de una decena de dependencias federales, entre ellas los dos ministerios donde sirvió Robles, a través de la simulación de contratos con instituciones educativas.

La Fiscalía de México afirmó que Robles sabía que en ambas dependencias funcionarios a su cargo cometían irregularidades en la contratación directa de entes públicos, pero que no hizo nada para evitarlo ni lo informó al expresidente Peña Nieto.

Consultado sobre la detención de Robles, el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador dijo que “es un asunto que está atendiendo la Fiscalía General, el Ministerio Público y el juez”, quien decidirá si se declara “formalmente presa a Rosario Robles”.

“El proceso está abierto, hay términos legales, y el juez resolverá en definitiva, si existen implicados, si hay que llamar a declarar a otras personas, pero no es un asunto nuestro”, dijo López Obrador en su habitual conferencia matutina.

Robles antecedió a López en la Jefatura del Gobierno de Ciudad de México.

La justicia mexicana también busca a otro exfuncionario del gobierno de Peña Nieto, Emilio Lozoya, exdirector de Pemex y quien se presume podría estar fuera de México.

Robles y Lozoya son los primeros exfuncionarios de alto nivel que son investigados por el gobierno de López Obrador, quien asumió la presidencia con el compromiso de erradicar la corrupción en México.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here