La estadounidense Katie Ledecky dijo que podía ir más rápido y cumplió: logró este domingo el segundo oro olímpico de su carrera, al ganar los 400m libres de la natación de Rio-2016 con récord mundial.

La prodigiosa nadadora, que dominó de principio a fin la prueba, paró el cronómetro a los 3:56.46 minutos, poco más de dos segundos menos que los 3:58.37 que ella misma logró en 2014.

El récord mundial de la distancia no se había quebrado en Juegos Olímpicos en 28 años, desde que la estadounidense Janet Evans lo logró en Seúl-1988.

Ledecky sacó más de un cuerpo de ventaja de sus rivales. El podio lo completan la británicos Jazz Carlin y la estadounidense Leah Smith.

“Una meta que me fijé después de Barcelona en 2013 era 3:56 o mejor, así que ver 3:56 se siente muy bien. Estaba inspirada, era lo que quería. Había estado tan cerca de quebrarlo en los últimos dos años que sabía que estaba destinada a conseguirlo”, dijo la prodigio norteamericana a periodistas.

La prueba “se sintió muy bien. Se sintió bastante idéntica a la de esta mañana con un poco más de gas en la última mitad, es grandioso”, añadió.

La nadadora de 19 años ha ganado los 11 eventos en los que ha participado, incluidos Juegos Olímpicos y Mundiales. Esta medalla se suma a la que obtuvo en Londres-2012 (oro en los 800m libres), que ganó con sólo 15 años.

Y además es la quinta nadadora y primera desde Krisztina Egerszegi en conseguir dos oros de adolescente. La húngara lo hizo en 1988 y 1992.

Ledecky tiene además los récords de 800m y 1.500m libres, este último no es prueba olímpica.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here