Fotografía: Isaura López Villalobos
Guadalajara, Jalisco.

Vecinos de la Colonia de La Floresta entregan un pliego petitorio al Gobierno municipal de Zapopan. Exigen una mesa de diálogo y la reconstrucción de sus viviendas. Son más de 70 familias afectadas por el desalojo y derrumbe de casas en la zona de Arroyo Seco.

En el Día de la Batalla de Puebla acudieron también personas de pueblos originarios, quienes hoy se sienten en abandono y sin una protección en sus derechos.

Maribel Sánchez compró hace más de tres años su terreno a un costo de 320 mil pesos, y poco a poco fue construyendo su patrimonio. Platica que su familia fue desalojada a la fuerza.

Aunque fue un día inhábil en la administración municipal, las y los vecinos no quisieron dejar más tiempo por las complicaciones que han tenido tras el desalojo; sostienen que no son “paracaidistas”.

Paúl Llamas, representante de la Colonia, entregó un pliego petitorio a la jefatura de enlace del Gobierno de Zapopan, en el cual exigen la reconstrucción de sus viviendas.

A una semana del desalojo de las familias de la Floresta, indican que a la fecha ninguna autoridad ha levantado un censo ni han tenido diálogo alguno.

En las pancartas que portaban, las y los vecinos, la mayoría en condiciones de vulnerabilidad, señalaban que “Me discriminan por ser indígena” y “Exigimos justicia e indemnización por nuestras casas”.

Isaura López Villalobos

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here