Expo máscaras
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La magia y color que el artista David Fierros le imprime a las máscaras de barro, pueden apreciarse en la exposición “Una Cultura Viva” que se presenta desde este 2 de noviembre en el café “El Santuario de la Bicicleta”, situado en la calle González Ortega 466, casi esquina con Manuel Acuña, en la zona centro de Guadalajara.

David Fierros nativo de San Martín de las Flores, en el municipio de Tlaquepaque, relató que desde hace 25 años se dedica al arte de las máscaras.

Sus obras están elaboradas a base de barro y son propias del poblado en que nació, ya que esas máscaras se utilizan por parte de los danzantes que participan en las fiestas patronales de San Martín Caballero cada 11 de noviembre, desde su bisabuelo, quien transmitió la tradición, de generación en generación.

“Estamos hablando de 1940, de esos años para acá ellos iniciaron este tipo de artesanías, pero a la vez, incrustaron algunas figuras como pueden ver, darle un poco más de color a la máscara, añadiendo figuras como serpientes, alacranes, pulpos, arañas, que le dan otra vida a esa máscara. Que no nada más se vea simple, sencilla, sino que tenga algo de color y guste, que se vean muy bonitas”, relató.

David Fierros le ha dado la vuelta a las máscaras que se hacían antaño en San Martín de las Flores. Hoy tienen más color y evocan otras historias, con los animales incrustados.

“La máscara tradicional que utilizábamos años atrás, era esta pieza, esta máscara. Esta no se le ha incrustado ninguna figura, sino que viene sencilla, se puede ver la diferencia de cómo la utilizábamos antes, a cómo las hacemos actualmente. Ya viene siendo la innovación que le metimos en los colores, en las figuras, un poquito ya más llamativas”, expresó.

Fierros aclara que pese a la cercanía con Tonalá, las máscaras de San Martín de las Flores son diferentes y él le ha puesto un estilo muy particular.

“Se hace el amasado del barro, se prepara, se hace el moldeado, empezamos a revisar la máscara, se le da un secado de uno a dos días en sombra, otro día en sol y ya cuando vemos que está seca la pieza, se hace la quemada en un horno tradicional, para de ahí darle su terminado en pintura. La pintura que se utiliza para las máscaras son pinturas acrílicas”, indicó.

En la exposición “Una Cultura Viva” hay 30 piezas en barro y algunas pinturas que retratan las máscaras y otros motivos prehispánicos o de la naturaleza.

La obra de David Fierros estará abierta al público durante los meses de noviembre y diciembre en el café “El Santuario de la Bicicleta”.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here