basura en la metrópoli
Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

A dos días de que cierre sus puertas el tiradero Los Laureles, en Tonalá, los ayuntamientos de Guadalajara, Zapopan, Tonalá, Tlajomulco y El Salto se pusieron de acuerdo en los sitios emergentes donde depositarán su basura domiciliaria.

El acuerdo se dio a conocer en Casa Jalisco, con la asistencia de los alcaldes electos de Guadalajara, Pablo Lemus, y de Zapopan, Juan José Frangie, así como de Tonalá, Juan Antonio González Mora, de Tlajomulco, Salvador Zamora y de El Salto, Ricardo Zaid Santillán.

Guadalajara y Zapopan alojarán 100 % de sus residuos en el tiradero Picachos, situado en la Carretera a Colotlán; Tlajomulco lo hará en la planta de transferencia La Cajilota, en ese municipio y propiedad de la empresa Caabsa Eagle, mientras que Tonalá y El Salto lo harán en un tiradero particular, situado en Ixtlahuacán de los Membrillos.

Lemus aclaró que la empresa Caabsa no aumentará sus tarifas por la recolección y traslado de la basura.

“Estos residuos del municipio de Guadalajara, las mil 500 toneladas, Picachos las estaría recibiendo. A cambio de ello, Guadalajara no recibe ninguna contraprestación; quien recibe la contraprestación, apoyada por el Gobierno de Jalisco, será Zapopan, porque ellos reciben los residuos de Guadalajara y necesitan recursos de apoyo, en este caso del Gobierno del Estado, para la construcción de nueva infraestructura que permita albergar estos residuos”, dijo.

El plazo para que Guadalajara deje su basura en Picachos es por espacio de un año, en tanto se define el sitio donde se habilitará el tiradero metropolitano, tras la cancelación del basurero en Tala.

El alcalde de Tlajomulco, Salvador Zamora, precisó que, a mediano plazo, cada ayuntamiento deberá contar con su planta de transferencia o de separación de residuos, con la idea de que se reduzca la cantidad de basura que se llevaría al basurero metropolitano.

“Es un proyecto a mediano plazo que sería en 12 meses, con la instalación de centros de valorización en diferentes puntos de la ciudad. En algunos casos, en estaciones de transferencia con las que ya cuentan diferentes municipios, y a largo plazo, retomar el tema del Centro de Economía Circular, para tener un mejor aprovechamiento y un mejor destino de nuestros residuos”, explicó.

Los ayuntamientos lograron el acuerdo de que el Gobierno de Jalisco aporte 70 millones de pesos para construir las celdas 6 y 7 en Picachos.

Los municipios de Guadalajara, Tonalá y Tlajomulco anunciaron que “apretarán las tuercas” a Caabsa Eagle, para que instale geolocalizadores en todas las unidades de recolección, ya que Lemus dijo que hay quejas de que el servicio ha bajado su frecuencia en las colonias.

Tlaquepaque no entra en este acuerdo, porque el Ayuntamiento tiene una concesión de 15 años con la empresa Hasar´s y ellos llevarán los desechos al tiradero particular que tiene la concesionaria en Zapopan, a un lado del relleno de Picachos.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here