Pandemia Transporte
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La pandemia afectó al transporte público por la reducción de viajes en las diversas ciudades del país y Guadalajara no es la excepción. Se calcula que el sector ha tenido pérdidas por $19 mil 500 millones. Por ello, el Instituto de Recursos Mundiales México (WRI México), autoridades y empresarios del ramo, plantean la necesidad de aplicar un Programa de Apoyo Financiero para el Sector del Transporte Público.

La Asociación Mexicana de Autoridades de Movilidad (AMAM) y la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT) coinciden en que la caída de usuarios fue de 60% en el pico más alto del confinamiento y hoy se mantiene una reducción de 30%.

El tema se abordó en una rueda de prensa nacional en la que participó el secretario de Transporte, Diego Monraz Villaseñor,
https://udgtv.com/noticias/798714/?preview=true
“Después del Covid, la situación se agravó y después del Covid necesitamos medidas urgentes y una política nacional. Con reglas de operación y con fondos y con todo esto que estamos hablando, no solo ideas, sino ya un proyecto, que puede ser viable”, precisó. 2.21

Se han hecho ajustes en días y horarios de servicio, y en casos extremos, la suspensión de rutas como alternativas para reducir costos de operación. Sin embargo, al momento se calculan que esos ahorros no superan 25% de los costos de operación, por lo que el sector enfrenta fragilidad financiera para mantener la cobertura del servicio.

Las asociaciones señalan que en el país 40% de personas usan el transporte público, esto es, alrededor de 50 millones de personas y del servicio dependen más de 160 mil empleos.

La petición es que, en una primera etapa, se “etiqueten” recursos federales y estatales para apoyar al sector, que se incluyan en el presupuesto federal beneficios fiscales en IVA e ISR y que se incrementen los beneficios en el impuesto al combustible.

Para la segunda etapa con una visión de 1.5 a 3 años se proponen acciones financieras para incrementar el número de usuarios y para renovar las unidades.

Ya en una tercera etapa de 3 a 6 años, se plantean alternativas de financiamiento y de fondeo.

Durante la pandemia 38% de los usuarios del servicio cambió su forma de transportarse.

Diego Monraz señaló que pese a la caída de usuarios, el gobierno de Jalisco no detuvo el proyecto de Mi Macro Periférico, para poner en servicio una ruta de transporte masivo y la renovación de la flota.

Ignacio Pérez Vega