Guadalajara, Jalisco.

Desde diciembre que se emitió una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, por el abuso de por lo menos 60 niños que fueron violentado sexualmente en un kinder del municipio de Chapala, las autoridades que llevan el caso no han realizado el seguimiento correspondiente.

María Antonieta Flores Astorga, presidenta de la Asociación Civil Por Nuestro Niños acusó a la Fiscalía del estado, al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses que no realizaron los protocolos correspondiente que establecen las líneas de investigación, además de que no se realizó el seguimiento a las indagatoria, y aún así, de 17 casos que se revisaron, se acreditó que cuatro menores fueron positivos al abuso sexual infantil, pero espera que se realicen las pruebas psicológicas a 47 niños más que también cursaron en el mismo plantel educativo.

María Antonieta Astorga señaló actos de negligencia y encubrimiento, debido que las autoridades que realizaron la investigación perdieron indicios, y algunos otros fueron alterados además de cateos de los domicilios de los implicados que se realizaron casi cuatro meses después.

Entre las pruebas que se perdieron están los exámenes mal realizados por personal forense, además de imágenes pornográficas que realizaron a los menores del plantel educativo y que se perdieron por cateos extemporáneos.

La recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, pide la reparación del daño integral, aunque no hay seguimiento ya que no se ha llamado a declaración a ninguno de los padres y la directora se encuentra prófuga.

El delito que se persigue es abuso sexual infantil y violación, además de pornografía infantil y por cierto la directora del plantel quien también es señalada de responsabilidad, aún se encuentra no localizable.

Henry Saldaña