Fotografía referencial: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

Guadalajara podría sumarse al castigo administrativo para quienes agredan física, verbal, psicológica y/o discriminen al personal de salud por percibir que son fuente de contagio por COVID-19.

La iniciativa será presentada en la próxima sesión edilicia del Ayuntamiento por el regidor e integrante de la Comisión de Salud, Luis Cisneros Quirarte.
El edil propone reformar el Reglamento de Policía y Buen Gobierno para establecer sanciones económicas y arresto por 36 días.

Puntualizó que, al establecerse las agresiones como falta administrativa, la sanciones sería de manera inmediata.

De votarse por unanimidad en la próxima sesión por las diferentes fracciones edilicias, Guadalajara podría ser la primera ciudad metropolitana en realizar dichas sanciones. En la reforma aprobada en el Congreso de Jalisco se exhortó a los Ayuntamientos ajustar los reglamentos.

En la Fiscalía de Jalisco se han presentado 60 denuncias por profesionales de la salud, de las cuales 26 fueron integradas a una carpeta de investigación, de estas cuatro fueron sujetos a proceso.

Isaura López Villalobos