Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco

La Academia Nacional de Arquitectura expresó su rechazo a la intervención en el centro histórico de Guadalajara, por la agresión al patrimonio cultural construido en el conjunto de las estaciones de la Línea 3 del Tren Ligero: Santuario; en la plaza de Armas (Guadalajara Centro); y junto al templo de San Francisco (Independencia Sur).

Los expertos enviaron una carta al alcalde de Guadalajara, Ismael del Toro, al director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández y al titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Jorge Arganiz Díaz Leal.

Sorpresivamente y de última hora, al haber realizado las obras de manera oculta, se han observado las estructuras de cubierta y elevadores en esos sitios, con un diseño distinto, de mayor escala que los originalmente diseñados y presentados, con un impacto visual y de paisaje urbano tal, que alteran la lectura histórica de los sitios en donde se ubican.

Los arquitectos señalaron que entieTren Ligero, pero no pueden guardar silencio, ante lo que consideran una acción incorrecta por parte de los responsables de la obra, con la importancia de la Línea 3 de la anuencia de las autoridades.

A las autoridades se les solicita que presenten los permisos y licencias, en especial las expedidas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y que antes de que se de la inauguración de la Línea 3, el próximo 12 de septiembre, se otorgue una audiencia para atender y dar solución al planteamiento de la Academia Nacional de Arquitectura.

El pronunciamiento lo firman el presidente de la Academia, José Francisco Reygadas Valdez, la presidenta del Capítulo Guadalajara, Lilliane Ponce y los titulares de capítulos locales en ocho ciudades.

Ignacio Pérez Vega