Fotografía: ULISES RUIZ / AFP)
Guadalajara, Jalisco.

En México, a dos semanas de que se registró el primer caso de la variante Ómicron se han detectado ya 25 casos, sobre todo en varones en Ciudad de México, Estado de México y en Tamaulipas, de acuerdo con la información recogida por la base de datos GISAID, que recopila información de los gobiernos sobre casos de variantes del virus.

Tres de los pacientes detectados habían realizado viajes a Estados Unidos, Costa Rica y Yucatán. Las muestras secuenciadas se les tomaron entre el 16 de noviembre y el 15 de diciembre.

El epidemiólogo y especialista en Salud Pública, Carlos Alonso Reynoso, detalló que se han secuenciado más de 39 mil 345 muestras por las autoridades para identificar a la nueva variante.

El especialista advierte que ómicron es tan contagiosa como el sarampión. ¿Y qué podemos esperar? Aquí explica:

“Lo que podemos esperar es que se incremente sustancialmente la cantidad de casos de manera muy rápida en un periodo muy corto de tiempo, ya que la capacidad de contagio de esta nueva variante, su tasa de reproducción, en este caso sería similar a la del sarampión, que nos estaría presentando un comportamiento de que una sola persona podría estar contagiando hasta 18 personas, en comparación con la variante delta que es de 5 a 8, realmente es una situación que se espera sea complicada”.

Y aunque el frío en sí mismo no es un factor predisponente para las enfermedades respiratorias, sí provoca que la gente se concentre en lugares cerrados, con nula ventilación.

En cuanto a la propuesta de algunas voces de mantener una vigilancia en los aeropuertos o centrales camioneras, señaló que esto no representaría mucha utilidad, sino las medidas que todas y todos conocemos:

“No hay mucho que se pueda hacer especificamente en puntos como el aeropuerto o la central camionera. Para intentar evitar la llegada de la variante (al Estado), lo que se puede hacer, y eso es de manera general para toda la población, es reforzar las medidas de protección que son el uso de cubrebocas de manera adecuada, el evitar espacios cerrados mal ventilados, ventilar los espacios cerrados, la vacunación y el distanciamiento social, entre más cumplamos con estas medidas mejor podemos mitigar el impacto de esta nueva variante. No se trata de preguntar si va a llegar, sino de cuándo va llegar y con qué fuerza nos va a afectar”.

El especialista concluyó que la suspensión de la campaña de vacunación anti COVID durante el periodo vacacional por fin de año es un error. Reconoció que el personal de salud necesita un descanso pero considera que se debió tomar en cuenta otra estrategia que permitiera continuar con las jornadas de vacunación.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here