Ocotlán, Jalisco.

Hasta hace unos años la Hepatitis C no tenía cura y, en su mayoría, las personas que la adquirían generaban a la larga cirrosis o cáncer de hígado; no obstante, ya hay cura, y está en Jalisco, incluyendo a la Región Ciénega, así lo dio a conocer el Gobernador del Estado, Enrique Alfaro.

El mandatario publicó en sus redes sociales el siguiente mensaje: “La cura de la  Hepatitis C ya está en Jalisco y es gratuita. Hace apenas unos años era impensable, pero hoy es una realidad y un llamado de la OMS al que Jalisco se suma para erradicar esta infección. Pasa la voz.”

En la Región Ciénega se estarán realizando pruebas e implementando el tratamiento, esto en los COMUSIDA de Atotonilco el Alto, Chapala, Jamay y La Barca, con un horario de atención de lunes a viernes de 9:00 de la mañana a 3:00 de la tarde. 

Mediante un boletín de prensa el Gobierno del Estado informó que ahora ya se cuenta con la cura de esta infección: y un plan estratégico completamente gratuito que permite diagnosticar y confirmar en menor tiempo, hacer estudios de especialidad para saber la severidad de la infección y ofrecer el tratamiento que no sólo permitirá una mejor calidad de vida, sino que  curará a las personas. 

A los interesados se les aplicará una prueba de detección de la Hepatitis C, esta prueba es rápida y sólo requiere una gota de sangre. El resultado se obtiene en 15 minutos aproximadamente, en caso de que este sea positivo, se entregará al paciente una cita para que vuelva en ayuno, y realizarle una prueba confirmatoria y otros estudios de especialidad.

Posterior a esto, se podrá iniciar el tratamiento para la Hepatitis C, el cual se lleva a cabo de dos a tres meses, se da en comprimidos, proporcionando seguimiento médico. En caso de presentar complicaciones a causa del mismo, el paciente será vinculado a servicios de tercer nivel para atenderlos; todo de manera gratuita.

Jalisco, es el estado líder a nivel nacional en pacientes con Hepatitis C en tratamiento de acuerdo al CENSIDA, 2021. Ante esta situación y para eficientar los recursos, hacer detecciones oportunas y mejorar la calidad de vida de las y los jaliscienses a través de la cura de la hepatitis C, se generó una estrategia para realizar campañas de detección en sitios específicos donde se pueden encontrar personas con mayores factores de riesgo; tal es el caso de quienes acuden a los Centros de Adicciones, Personas con VIH que asisten a seguimiento al Laboratorio Estatal y donadores y no donantes de sangre que acuden al Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea.

Luis Felipe García López