Ocotlán, Jalisco

De los incendios que se han suscitado en las últimas dos semanas en el municipio de Poncitlán, se quemaron áreas naturales protegidas del cerro del Chiquihuitillo. A la fecha suman un aproximado de 300 hectáreas, sin embargo, no es el 100% ya que sólo se ha contabilizado el 70% de las áreas afectadas por los incendios.

El director de ecología del municipio, Francisco Perales Jacobo, informó que a pesar del apoyo por parte del grupo de brigadistas en el que intervino la Semadet, para prevenir incendios, extensas zona se han visto gravemente afectadas:

“Estos incendios afectaron el cerro del Chiquihuitillo de San Luis, es el cerro más alto alrededor del municipio, se acabó el cerro, también el cerro de San Pedro Itzican y de San Miguel, que son áreas naturales protegidas”.

También externó, que ha recibido apoyo por parte de Ramón Estrada Sosa, coordinador de áreas naturales protegidas de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) por lo que se pudo gestionar una cantidad de árboles con la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para comenzar a reforestar en los próximos meses, las áreas que se vieron afectadas a raíz de los incendios:

“Conafor nos donará para reforestar, 20 mil árboles para San Pedro, 20 mil Mezcala y 30 mil para el cerro de San Miguel y Chiquihuitillo. Vamos a reforestar hasta que inicie el temporal de lluvia”.

A pesar de que el cerro de San Miguel Chiquihuitillo, fue decretado como área natural protegida en el 2018, con la finalidad de propiciar el aprovechamiento sustentable, de los recursos naturales proteger y restaurar esta zona de importancia hidrológica, forestal, los incendios la han dañado gravemente durante este temporal de estiaje.

María Ramírez Blanco