Ocotlán, Jalisco

En Chapala el sector restaurantero ha sido uno de los más afectados por la pandemia ocasionada por la COVID-19, aseguró el presidente de esta población, Moisés Anaya, por lo cual otorgarán incentivos fiscales que promuevan la reactivación de este sector:

“Vamos a poder otorgar incentivos fiscales, es decir, cuando ustedes o cualquier persona quiere emprender en un restaurante, tiene que hacer ciertos pagos de manera obligatoria; nosotros nos comprometemos con ustedes para generar incentivos fiscales que a lo mejor pueden ser muy pequeños, pero se ve la muestra y la voluntad en seguir reactivando este sector económico”.

Son tres los incentivos fiscales que otorgará el ayuntamiento: los dictámenes de Protección Civil correrán por parte del Gobierno Municipal; buscarán que se condonen los pagos de recolección de basura, o en su caso buscar que la empresa a quien está concesionado este servicio, disminuya los costos; y los pagos a la administración municipal, podrán ser pagados a seis meses sin intereses, especificando que serán solo aquellos que lo hagan a través de BBVA.

Moisés Anaya dijo que los restaurantes que cuentan con equipo ecológico como lo son los paneles solares, también recibirán un descuento a su predial, con lo que también buscan generar conciencia en el cuidado medioambiental.

Por su parte, el presidente de la Unión de Restauranteros de la Ribera de Chapala A.C., Alex Sgroi, presentó esta iniciativa que busca generar mejores condiciones para el sector en esta población. Al respecto, habló también el vicepresidente de esta asociación, Alejandro Sahagún:

“Nos sucede que cuando la gente viene a Chapala, a la Zona restaurantera, no consideran que sea justo que cueste lo mismo que en Guadalajara, cuando tenemos el mismo producto, el mismo servicio, la misma calidad. Necesitamos ser iguales que cualquier otro lugar, o mejores aún, para poderles dar el más alto estándar y que en ningún momento sea juzgado por qué Chapala, por qué Ajijic, por qué la Ribera de Chapala pueda ser valorada de la misma manera”.

El vicepresidente de RUA dijo que se pueden unir a esta iniciativa aquellos emprendedores que entren dentro de este sector, como: cafeterías, establecimientos de banquetes, marisquerías, hamburgueserías, pollos rostizados, entre otros.

Para pertenecer a esta asociación se debe pagar una cuota anual, para los establecimientos con menos de 30 comensales tendrá un costo de 500 pesos, para los que tienen capacidad para más de 30 usuarios el costo será de 900 pesos.

Luis Felipe García López