Ocotlán, Jalisco.

Activistas, académicos y funcionarios públicos participaron del foro dirigido a pacientes renales de la Ribera de Chapala en Poncitlán este fin de semana, en donde se expusieron desde planes para la creación de una clínica para hemodiálisis por parte del Arzobispado de Guadalajara, los servicios que ofrecerán en el hospital regional de Ocotlán exclusivamente para este sector, e incluso los avances relacionados con las medidas cautelares hechas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Sobre esto último, la integrante del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario A.C., María González Valen, comentó que varias instituciones, organismos y la sociedad civil están al tanto de la problemática, pero falta todavía el reconocimiento del gobierno:

“¿Está reconocido el problema de salud pública? Sí ¿Por quién? Por quienes lo padecen, por organismos de derechos humanos nacionales e internacionales, pero no está siendo reconocido por el gobierno, porque si estuviera siendo reconocido por el gobierno, ya se hubiera actuado de manera inmediata”.

En el foro, también hubo presencia de la academia, en la persona de Felipe Lozano Kasten, quien lleva más de una década realizando trabajo de campo en la zona, específicamente en el pueblo de Agua Caliente, quien habló sobre los últimos hallazgos que ha realizado, como la presencia de glifosato en la orina de menores de edad en la zona, así como el alto índice de personas con daño renal, así como los factores de riesgo que ha encontrado, como la desnutrición.

También hubo presencia de asociaciones civiles que apoyan a enfermos renales, unidas en Jalisco Renal, quienes expusieron a los habitantes la manera en que trabajan, y cómo podrían ayudar en casos particulares, aunque también aprovecharon para hablar sobre la enfermedad a nivel Jalisco, y las carencias que existen para tratarla adecuadamente.

Desde el Gobierno de Jalisco igualmente hubo presencia, la cual correspondió al Director de la OPD Servicios de Salud Jalisco, José de Jesús Mendez de Lira, quien habló sobre lo que se está haciendo para atender el padecimiento en el Hospital Regional de Ocotlán:

“Ya contamos con Nefrólogos, que no se tenían, y fueron contratados, y con una nueva unidad y un nuevo hospital. Un nuevo hospital, que no es pequeño, es un hospital que nos va a brindar una buena capacidad y no sólo nos va a brindar la atención a los pacientes de Ocotlán, sino que también vamos a poder estar refiriendo, de los 20 municipios que estamos aquí alrededor, para la atención precisamente de diálisis”.

La Arquidiócesis de Guadalajara igualmente presentó un plan de apoyo, consistente en la construcción de una clínica de diálisis en Mezcala, la cual se ha realizado con donativos, y esperan tenga hasta 10 espacios para dicho procedimiento, vital para los enfermos renales. Dicha clínica todavía está en construcción, pero esperan culminar a inicios de 2022, no sin antes lograr que cumpla todas las normativas para dar un servicio de calidad.

Finalmente, algunos de los enfermos renales dieron su testimonio, en donde predominaron los señalamientos de una falta de servicios médicos especializados cerca, de medicamentos, y de transporte de emergencias.

Juan Carlos Salcido

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here