Fotografía: Jade Ramírez
Guadalajara, Jalisco.

Marchan agrupaciones ambientales, ejidos y la comunidad indígena de Chapala por las calles del centro hasta la presidencia, evidenciar la comisión del gobierno municipal al otorgar licencia de construcción en cerros y montañas, en un marco de ilegalidad.

Una colectividad llamada Sembrando vida marchó de la capilla de Lourdes hasta la presidencia municipal para extraer su descontento.

Julio Carmona explicó por qué responsabilizan al gobierno municipal de los problemas ambientales.

Niños, señoras, avecindados y originarios de Chapala, narraron todos los problemas que detona la ocupación de cerros y montañas para desarrollar vivienda.

Marichuy del ejido Santa Cruz tomó el turno de la palabra para exponer la problemática que atraviesan.

Sembradores de vida es cómo se hacen llamar todos los habitantes de Chapala que salieron y Julio refiere que están dando la batalla solos contra la inmobiliaria Santa Cruz SA de CV ligada al grupo Motormexa que ya presenta anomalías en un fideicomiso con el Instituto de Pensiones del Estado, porque no hay regidores de oposición que salven el honor.

No esperaron a que alguien en presidencia los recibiera, al menos la marcha del domingo 13 de diciembre de 2020 quiere sentar un precedente de futuras acciones que iniciarán...como invitar a los turistas a que dejen de visitar la ciudad pues si se urbaniza es para ellos, no para los originarios de Chapala.

Jade Ramírez Cuevas Villanueva