Fotografía: Héctor Navarro
Guadalajara, Jalisco.

Pasaron siete años para que la banda de Maná volviera a dar un concierto en casa, y este fin de semana se presentó en el Estadio 3 de Marzo y de acuerdo a datos de organizadores, reunir a 25 mil asistentes.

Personas que ya rebasaban los 50 años, jóvenes y hasta niños se podían ver desde las 19 horas que la gente comenzó a ingresar al inmueble ubicado en avenida Patria.

Fue hasta las 21:45 que arrancó el show con “Ángel de Amor”, tras un potente inicio en la batería de Álex González. Le siguieron “De pies a cabeza” y “Cómo te deseo”.

El escenario de cerca de 20 metros de altura, era enmarcado  a sus costados por dos grandes pantallas que capturaban cada movimiento de los músicos para que quienes se encontraban a mayor distancia aprecian todos los detalles.

Fotografía: Héctor Navarro

Su vocalista, Fher Olvera exclamó que Guadalajara era su casa, haber crecido aquí y aquí mismo morir, además de resaltar que con su gira “México lindo y querido” querían resaltar la bandera e identidad jalisciense presumiendo cosas como la torta ahogada, a las Chivas y el tequila.

Tras temas como “Corazón Espinado”, “Labios Compartidos” y “Vivir sin Aire”, la banda dedicó unas palabras a quienes se nos adelantaron en la pandemia y recordar momentos de cuando eran estudiantes en el Iteso, UNIVA y la prepa 5 de la Universidad de Guadalajara, respectivamente.

Tras 11 canciones llegó la parte de un set instrumental en donde se dejó sentir un sonido mucho más pesado y hasta con tintes progresivos poco característicos de la agrupación tapatía. Acto seguido; Alex González, Juan Calleros y Sergio Vallín hicieron gala de su virtuosismo en sus instrumentos al realizar solos, siendo el baterista quien se llevaría la mayor cantidad de palmas.

Posteriormente la banda se trasladó a un pequeño escenario en la parte más cercana a las gradas sur y ahí interpretaron su versión de “Te solté la rienda” de José Alfredo Jiménez y “Se me olvidó otra vez” de Juan Gabriel.

El final del concierto se dio con “En el muelle de San Blas”, “Clavado en un bar” y “Rayando el sol”, está última a la par de una docena de drones en el cielo formando el logo de Maná y el círculo de la paz.

Fotografía: Héctor Navarro
Héctor Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here