tortuga golfina
Fotografía: Cedida por el investigador José Antonio Trejo
Autlán de Navarro, Jalisco. 

Aunque la pandemia ha representado una traba para el programa de Conservación de Tortuga Marina que coordina el Centro Universitario de la Costa Sur, de la Universidad de Guadalajara, se liberaron 187 crías de tortuga golfina (Lepidochelys olivacea) en el campamento del hotel La Quinta Gran Bahía, en la playa y pueblo incluyente de Cuastecomates.

El investigador del Departamento para el Desarrollo Sustentable de Zonas Costeras, José Antonio Trejo Robles, coordinador del Programa, indicó que en la bahía fueron colectados siete nidos, que por las altas marejadas, tuvieron que ser reubicados.

“Reubicamos el corral y algunos nidos los colocamos en algunas tinas (…) Tuvimos una buena cantidad de crías, de un nido de 120 huevos, nacieron 119. En esta playa solo se han colectado siete nidos que hemos tenido protegidos”.

Esta es la segunda temporada que el hotel Quinta Gran Bahía participa en la recolección de nidos y liberación de crías, luego de que en 2019 se adhiriera al programa de conservación, explicó Trejo Robles.

“En otros años habíamos apoyado en donde nos avisaban que había nidos, pero a partir del año pasado colocamos un corral, aunque tuvimos varias inundaciones lo volvimos a colocar este año, pero estamos viendo en poner un área semi-artificial para garantizar que las crías nazcan correctamente“. 

Históricamente la bahía de Cuastecomates ha sufrido la pérdida de los nidos a causa de la depredación, además del saqueo de nidos y el robo de tortugas para aprovechamiento de su carne.

Gladiola Madera