Por Gabriela Arreola

La doctora Rosa Isela García Ríos, especialista en químico farmacología y neuroetología, acaba de integrarse al cuerpo de investigadores del Centro Universitario de los Lagos. Ella, en conjunto con los doctores César Soria Fregoso y Armando Mora Pérez, también investigadores de la casa de estudios, ha desarrollado una investigación con el objetivo de comprobar los efectos del muicle para contrarrestar la depresión.

El uso medicinal de las plantas

Esta planta es comúnmente consumida desde tiempos ancestrales para regularizar el ciclo menstrual en las mujeres, es por eso que, atendiendo a sus efectos sobre las hormonas, se pensó que podría también ayudar a contrarrestar la ansiedad y la depresión.

La doctora García Ríos habla de la pertinencia de que se haga investigación respecto a estos padecimientos, cada vez más presentes en la actualidad:

«Creo que sí es muy importante que abordemos temas emergentes, emergentes en el sentido de que realmente hay una urgencia de que los empecemos a atender, porque nuestro estilo de vida ha cambiado mucho en comparación con nuestros padres y nuestros abuelos, es decir, vamos mucho más acelerados, nuestro tiempo laboral es mucho más largo, a veces nos llevamos tareas a casa; entonces, eso hace que el nivel de estrés en todos los sujetos se vuelva cada vez más intenso, y el estrés es uno de los factores que determina el establecimiento de trastornos como la  ansiedad y la depresión».

Dra Rosa Isela García Ríos investigadora del CULagos

Trastornos que causan incapacidad

La doctora indica que si bien la ansiedad es una emoción normal en las personas pues permite afrontar las situaciones que en el día a día requieren atención y concentración para ser resueltas, cuando esta va más allá de esas circunstancias y se vuelve patológica, es necesario que se trate de manera clínica, así como la depresión, pues ambas afecciones incapacitan a las personas y no permiten que se desarrollen de manera óptima en sus trabajos, en las escuelas o en los entornos familiares.

Hasta el momento, los trabajos de investigación, según explica la especialista, se basaron en una etapa preclínica experimental, en la cual se utilizaron modelos animales para comprobar el efecto del muicle.

«Por eso también nace a la idea de estudiar el efecto de las plantas y el efecto de las plantas sobre los tratamientos de ansiedad y depresión, de ahí nació la idea de empezar a hacer esta investigación, hicimos un cálculo de cuál es la dosis que se utiliza, entonces, nosotros identificados que la planta tenía un efecto ansiolítico en ratas hembras en ambas fases del ciclo y con los machos también encontramos que la dosis de 12 miligramos tuvo efecto ansiolítico, entonces no es dependiente del género, eso nos da pie a pensar que la planta puede ser una potencial forma de un tratamiento coadyuvante a los tratamientos farmacológicos», añade la investigadora.

La depresión y la ansiedad pocas veces son vistas como padecimientos reales que pueden llegar a menguar la vida de las personas. García Ríos cree que es importante que la enfermedad y los posibles tratamientos alternativos a los farmacológicos se estudien aún más, además de que se difunda información de corte científico para que la población esté informada.

Siguiendo con el curso de la investigación, el grupo de doctores se encuentra actualmente investigando qué parte de la estructura química del extracto de muicle es la responsable de contrarrestar la ansiedad y la depresión, para así poder aislarla y evitar que se tengan efectos adversos.