secretario del CECAJ
Fotografía: Fiscalía General de Jalisco - Canal 44
Guadalajara, Jalisco.

Una de las líneas de investigación que indaga la Fiscalía de Jalisco en torno al homicidio del hijo del ex procurador Leobardo Larios Guzmán, es el trabajo que realizaba en el Ayuntamiento de Zapopan.

El fiscal de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez, confirmó que Alberto Larios, de 45 años, había recibido amenazas y tenía medidas de protección, pero aún así fue asesinado la tarde del miércoles en la Colonia Huentitán.

En el sitio de la agresión fueron recopilados 19 casquillos percutidos de arma corta, que utilizaron los agresores para asesinar al funcionario municipal.

El padre de la víctima fue procurador de Jalisco durante las administraciones de los ex gobernadores Guillermo Cosío Vidaurri y Carlos Rivera Aceves, y también fue asesinado cuando salía de su domicilio y se dirigía a dar clases al Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUSH) de la Universidad de Guadalajara en 1995.

Henry Saldaña

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here