Imagen: Cortesía
Guadalajara, Jalisco.

Vecinos del fraccionamiento Urbi, aledaños al tiradero de basura de Matatlán, en Tonalá, y hasta el propio alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, han solicitado que la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), cierre en forma definitiva ese vertedero, dado que no se utiliza como una planta de transferencia de residuos, sino como un basurero de destino final.

Del tema habló en la sesión del Congreso del Estado, la diputada de Morena y representante del distrito de Tonalá, Claudia García, quien refirió que siguen los problemas, los reclamos y las manifestaciones vecinales ante las autoridades ambientales y ante los ayuntamientos. 

La legisladora exige que la Semadet presente un informe de las acciones y sanciones que ha aplicado en Matatlán.

“La bancada de Morena exhorta a la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, a la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente y a los ayuntamientos de Guadalajara que depositan residuos en el vertedero de Matatlán, para que nos informen las acciones y medidas que han realizado para regular esta actividad”, subrayó.

Claudia García les pidió a los diputados locales que tengan empatía con el problema ambiental y hagan presión para evitar que se consume ahí un desastre ambiental que luego sea casi imposible de mitigar.

“Estamos a tiempo de evitar una tragedia ecológica, apoyemos a que esta tragedia no ocurra”, insistió.

Advirtió que no debe repetirse en Matatlán los desastres como el del tiradero de Los Laureles, en Tonalá y los límites con El Salto, o el de basureros como Copalita, en Zapopan, de donde pese a que el sitio se cerró hace más de 20 años, aún siguen escurriendo los jugos pestilentes de la basura. 

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here