nueva visitadora
Fotografía: Andrea Gutiérrez Vargas / Archivo
Guadalajara, Jalisco.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) emitió las recomendaciones 151/21 y 152/21.

En el primer caso, el presidente de la CEDHJ, Alfonso Hernández Barrón, le pidió al Ayuntamiento de Tonalá que repare el daño a un joven que recibió un balazo en una pierna por parte de un policía municipal, en donde se acreditó el abuso policial.

“El 23 de junio de 2020, esta Comisión recibió la queja que presentó una mujer en contra de elementos adscritos a la Comisaría de la Policía Preventiva Municipal de Tonalá, a quienes señaló de actuar indebidamente al realizar detonaciones de arma de fuego en contra de sus dos hijos; lesionaron y detuvieron arbitraria e ilegalmente a uno de ellos, quien la defendía de recibir golpes de los policías. A esta inconformidad se sumó la ratificación de uno de los agraviados”, expresó.

Hernández Barrón confirmó que, el 19 de febrero de 2020, a las 20:30 horas aproximadamente, la familia del agraviado se encontraba en el exterior de su finca, cuando llegó uno de los hijos de la quejosa y les avisó que su familiar estaba siendo detenido por policías a la vuelta de su casa, por lo que se trasladaron al sitio.

El agraviado se refugió en su domicilio y subió al segundo piso. Un elemento policial iba detrás de él, detonando su arma. La madre actuó para que el policía no continuara disparando, pero este la alejó dándole un golpe en el rostro, lo que causó molestia a su hijo menor, quien, al reclamar a la autoridad, recibió un balazo en su pierna derecha y cayó al suelo.

El organismo señaló que, en sus informes de ley, los policías implicados incurrieron en contradicciones y en falsedad de declaraciones.

Sobre esta recomendación, el alcalde de Tonalá, Sergio Chávez Dávalos, dijo en sus redes sociales que acepta la recomendación que le hizo la CEDHJ y que iniciará un proceso en contra de los elementos.

En lo que respecta a la otra recomendación, está dirigida al Concejo Municipal de Tlaquepaque, al que se le pide retirar las plumas de acceso en una avenida pública, lo que afecta a habitantes del fraccionamiento Villa Fontana.

“El 2 de julio de 2020 se recibió una queja por parte de un grupo de habitantes del Fraccionamiento Villa Fontana, en contra de personal del Ayuntamiento de Tlaquepaque, por permitir el uso y permanencia de plumas de acceso vehicular que fueron colocadas en la vía pública principal de ese condominio. Confirmamos que, desde 2010, personal del Gobierno municipal ha tolerado y consentido el apropiamiento ilegítimo de los espacios públicos a través de la construcción de una caseta y unos arcos, así como por la posterior instalación de plumas para el presunto control de acceso al complejo habitacional colocadas por la mesa directiva de colonos en una vialidad que es pública, sin la obtención de licencia o autorización emitida por el Ayuntamiento”, explicó.

De este caso, el gobierno de Tlaquepaque aún no emite una postura oficial.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here