Teocaltiche
Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

Desde el municipio de Teocaltiche, donde se han registrado enfrentamientos armados desde el viernes, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramirez, mandó un mensaje “claro y contundente” al crimen organizado. “No nos va a intimidar”, señaló el mandatario.

Luego de que más de 250 personas de cuatro comunidades dejaran sus hogares por la ola de violencia en la zona, Enrique Alfaro acudió este lunes a la delegación de Mechoacanejo donde prometió que “su gobierno estará presente con todos los elementos que sean necesarios para recobrar la paz y la tranquilidad de este municipio”.

“En esta delegación, ya cerca de los límites con el estado de Zacatecas, es a donde ha acudido la población de varias comunidades que fueron víctimas de amenazas y enfrentamientos entre grupos criminales que tuvieron lugar el pasado viernes”.

Indicó que existe una coordinación con el ejercito mexicano, la Guardia Nacional y la Policía Estatal para instalar una base permanente de operaciones en Mechoacanejo, y que tendrá presencia en las comunidades de El Rosario, Los Pocitos, El Saucito, Agua Tinta, Rancho Mayor y Rancho Santo.

“Para mi es muy importante el día de hoy venir acá a dar un mensaje muy claro; No vamos a agachar la cabeza, vamos a trabajar para recuperar la paz y la tranquilidad. Los enfrentamientos entre grupos de la delincuencia le han arrebatado la paz a este pueblo, y tenemos que recuperarla con presencia, con acciones claras”. 

El gobernador señaló que con estas acciones quiere decirle a la gente que el gobierno va a “estar al pendiente para que (las personas) puedan regresar con seguridad a sus hogares”.

Gladiola Madera