Fotografía: Ignacio Pérez Vega.
Guadalajara, Jalisco.

Desde hace ocho meses, la Secretaría de Gobierno y el Fideicomiso de Apoyo de Seguridad Social (Fiass) excluyeron a 60 afectados de las explosiones del 22 de abril de 1992 de atención médica y entrega de medicamentos, denunció Sonia Solórzano, representante del Grupo Unido de Personas con Discapacidad A.C.

El Fideicomiso otorga medicinas y atención médica a los 57 integrantes. Sin embargo, también apoyaba desde 1993 a 60 afectados que no formaban parte de esa instancia.

Sin embargo, la ayuda dejó de darse a los 60 afectados, pese a que la mayoría de ellos son personas de la tercera edad y padecen enfermedades crónicas.

Sonia Solórzano precisó que a los 57 integrantes del Fideicomiso tampoco les están dando los medicamentos que les prescriben los médicos.

“Cuando no hay entrega de medicamentos, no hay estudios. Si tú me preguntas, no tenemos derecho a estudios especializados, no hay aparatos, no hay órtesis. Es: no hay, no hay y no hay. Se nos da medicamento. Las medicinas se nos dan con base en lo que nos quiere dar una farmacia que fue contratada y esta farmacia es de Tamaulipas”, dijo.

Por su parte, Norma Esmeralda López, afectada del 22 de abril, dijo que ella sufrió lesiones en la tragedia de hace casi 30 años, pero no recibe servicios ni su mamá tampoco.

“Por eso nos han desconocido, porque dicen que nosotros nos estamos acabando su dinero, por los medicamentos y las atenciones que nos están dando. Ellos dicen: ‘su dinero’, somos lesionados todos y el dinero es para la atención de todos. No sé por qué nos están marcando: ellos sí, ellos no. Eso se me hace una injusticia porque todos somos víctimas del mismo dolor”.

El Fideicomiso de Apoyo cuenta actualmente con 16 millones y cada mes se gasta un millón de pesos por los apoyos que se les da a los 57 lesionados, por lo que también piden al Gobierno de Jalisco que se capitalice.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here