Fotografía: Miriam Jiménez.
Guadalajara, Jalisco.

¿Cómo hacer cine y no morir en el intento? fue la interrogante a resolver durante la primera Master Class de la 37° Edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, impartida por el director tapatío Manolo Caro.

Manolo recordó junto con los asistentes a la charla, divertidas anécdotas y experiencias que han marcado su carrera: desde su ópera prima “No sé si cortarme las venas o dejármelas largas” hasta la miniserie “Alguien tiene que morir”. En ese sentido, el creador de “La casa de las flores” compartió que:

“cada película, cada guion, cada idea es un monstruo con diferentes características”.

Pero ¿dónde se esconde el éxito? Caro afirmó que para encontrar la suerte es necesario salir a buscarla, es decir, “arriesgarse y ser valiente”, pues comentó que tras 10 años de trayectoria, todos los días se levanta con la firme convicción de escribir su propia historia.

El director de “Amor de mis amores”, “Perfectos desconocidos” y “Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando” explicó que la industria se está transformando, pues el salto a las plataformas digitales se traduce a nuevas formas de contar las historias y consumirlas.

Sin embargo, resaltó que después de dos años de pandemia, es importante regresar a los cines y darse la oportunidad de vivir la experiencia de estar en una sala oscura con desconocidos que comparten un viaje de emociones a través de comedias, dramas o documentales, ya que, aseguró son momentos que no te regala la sala de una casa o la pantalla de la computadora.

Manolo Caro confesó que el secreto para hacer cine y no morir en el intento es que:

“se tiene que hacer como un acto de amor, literal como cuando te enamoras, sin miedo de caerse al precipicio”

Concluyó que la honestidad y congruencia son la clave para todos aquellos que deseen dedicarse al séptimo arte.

Isabel Reyes

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here