221 bocetos de los murales de Orozco
Imagen: Coordinación General de Desarrollo Social
Guadalajara, Jalisco.

Luego de 40 años, el Museo Cabañas presentó “Apoderarse de todos los muros, Anteproyectos de José Clemente Orozco”. Una exposición que reúne los 221 bocetos del artista.

La colección abarca toda la producción del zapotlense, de 1923 a 1949. Empieza por su primer mural en la Escuela Nacional Preparatoria, pasando por Estados Unidos; Guadalajara hasta la Escuela Nacional de Maestros.

Dibujo, tinta, wash, carboncillo y temple fueron algunas de las técnicas que Orozco utilizó para elaborar los bocetos. Al respecto, el curador, Víctor Palacios comentó:

“Yo diría que lo más importe y lo más rico es que conozcan el proceso creativo de un mural. El artista no se enfrenta o no se apodera, parafraseando el título de la exposición, no se apodera del muro inmediatamente. Lo que nosotros vemos es fruto de un estudio previo a nivel lumínico, a nivel cromático, a nivel de textura, a nivel compositivo, y eso es precisamente lo que podemos apreciar en los bocetos”.

A la par, se inauguraron dos exhibiciones: “La lí­nea, la no­che, ar­mas del tex­to”, de Flo­ren­cia Gui­llén, y “Las épo­cas ca­lei­dos­có­pi­cas”, de Elsa-Loui­se Man­ceaux. Con el propósito de entablar un diálogo entre las piezas de Orozco y artistas contemporáneas.

Desde una perspectiva de género, la intervención de Florencia consiste en ocho dibujos realizados sobre una película de 16 mm y un video. Guillén no solo se inspiró en el trabajo de Orozco, sino que revisó textos que se escribieron antes, durante y después de la Revolución Mexicana

“Para mí fue interesante ver como la representación desde Orozco de las mujeres era muy variada, pero también lo que me importaba hacer era como expandir esa representación de la mujer a partir de la autorrepresentación a través del texto, que son los textos que incluí de mujeres como María Arcelia Díaz y otras mujeres anarcocomunistas del tiempo”. Declaró

Mientras que Elsa creó su colección a partir de los bocetos de los murales del Museo Cabañas.

“Me interesó hacer paralelos entre la época de Orozco, la mía y las transépocas o las inter historias que hay entre ellas, que pueden ser tanto de la época de la conquista como de la época moderna, la época en que se crea el psicoanálisis o el renacimiento, donde se empieza a escribir en primera persona. Entonces, como la definición de un “yo” contemporáneo se puede hacer a través de un ensamble o conjunto de épocas y tiempos distintos”.

En total, el Museo Cabañas alberga 340 obras del muralista. Las exposiciones forman parte de las actividades para conmemorar el Centenario del muralismo mexicano y se podrán visitar hasta febrero del 2023.

Isabel Reyes

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here