Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La bancada de Morena en el Ayuntamiento de Guadalajara denunció que el alcalde, Pablo Lemus Navarro, ha “privatizado” servicios públicos para que los efectúen empresas privadas en forma poco transparente, cuando esas actividades podrían realizarlas empleados municipales, como son el mantenimiento de parques y jardines, banquetas, fuentes y balizamiento de calles.

El coordinador de los regidores, Carlos Lomelí Bolaños, dijo que, en estos 120 días de Gobierno, Lemus ha llevado a cabo una serie de contratos por un monto total de 65 millones de pesos. Sin embargo, no se especifica qué parques o cuáles áreas verdes en concreto son los que van a intervenir las empresas.

Las asignaciones de esos servicios se han hecho por el Comité de Adquisiciones; sin embargo, las juntas de trabajo en que se define a los proveedores no están abiertas al público, ni se transmiten en las redes sociales del Gobierno municipal.

Añadió que en una de esas sesiones se autorizó la remodelación del sanitario del presidente municipal, a un costo de 364 mil 494 pesos, lo que a todas luces “es un exceso”.

“Y sumado a esto vemos cómo los excesos y lujos de nuestro primer edil, al parecer, no tienen límites, al grado que ha destinado 364 mil 494 pesos para darse el cambio de taza de baño, o para darle mantenimiento al baño, que a partir de ahí se le denominará el ´baño presidencial’. ¡363 mil 494 pesos para remodelar su tacita de baño!”, aseveró.

Sobre este tema, el Gobierno de Guadalajara aseguró que “es falso” lo que informó Morena.

En un comunicado se explicó que se trató de una licitación abierta para remodelar varias áreas del Palacio Municipal; entre ellas la cocina que da servicio a los regidores y al alcalde, así como la instalación de una recepción para la Secretaría Particular.

También se hizo el cambio de muebles de baño y se repintaron los muros de la Secretaría Particular y de la oficina de la Presidencia.

Por su parte, la regidora de Morena, Candelaria Ochoa Ávalos, dijo que las sesiones del Comité de Adquisiciones deben ser abiertas y tienen que difundirse por las redes sociales del gobierno de la ciudad, en tiempo real, algo que antes sí se hacía y que ahora se cerró.

“Solicitamos desde el primer mes, que las regidoras y regidores de oposición formaran parte del Comité de Adquisiciones, pero como modificaron el reglamento nosotros ya no formamos parte de ese Comité y siguen estando en la opacidad las sesiones del Comité de Adquisiciones”, expuso.

Los regidores de Morena piden que el caso de la remodelación del baño y la cocina de la Oficina de Presidencia sea revisado por la Contraloría Municipal, que preside Cynthia Cantero.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here