Rubén Ramírez Villeda
Fotografía: Centro Universitario de la Costa Sur
Cuautitlán, Jalisco.

El cultivo de aguacate aumenta aceleradamente en la región Costa Sur de Jalisco, principalmente en el municipio de Cuautitlán de García Barragán, enclavado en la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán, donde se tiene un estimado de 550 hectáreas destinadas a este cultivo.

Mediante un estudio, investigadores de la Universidad de Guadalajara y estudiantes de la Ingeniería en Recursos Naturales y Agropecuarios del Cu Costa Sur, diagnosticaron las condiciones de este cultivo dentro de Manantlán, donde se han contabilizado hasta el momento 86 parcelas de aguacate.

El investigador del Centro Universitario de la Costa Sur, Rubén Ramírez Villeda, explicó que el estudio se inició en el mes de julio del 2018 en el ejido Ayotitlán, donde se registraba el mayor número de parcelas con cultivo de aguacate, también se realiza en ejido de Cerro Grande y ejido La Laguna en Colima.

Ramírez Villeda indicó que el cambio de uso de suelo preocupa además por la utilización de gran cantidad agroquímicos en estos cultivos. Se usan al menos 41 productos químicos para combate de plagas y fertilizantes, contra 16 de origen orgánico.

El estudio se realizó gracias a un apoyo del Programa de Conservación para el Desarrollo Sostenible (PROCODES) y la Dirección de la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán.

Gladiola Madera