Fotografía: Decisiones
Guadalajara, Jalisco.

Molesto y desesperado, Pedro Hernández Padilla, presidente del Ejido San Miguel Zapotitlán, municipio de Poncitlán, exige al gobierno de Jalisco que los deje de criminalizar y que reparen todos los daños que les causaron, al acusarlos de extraer agua en forma clandestina del canal Ocotlán-Poncitlán-Atequiza, que lleva agua a Guadalajara.

Don Pedro fue uno de los alrededor de 50 agricultores que hizo un bloqueo en la carretera federal 35 Santa Rosa-La Barca, a la altura del crucero de la localidad de La Constancia, luego de que el pasado 22 de marzo les prohibieron tomar agua para sus cultivos, por orden del jefe de Gabinete, Hugo Luna Vázquez.

En su caso, la Policía Estatal le dañó una bomba con un motor de 100 caballos y nadie se ha hecho responsable de ello. También está a punto de perder 100 hectáreas de trigo, junto con sus compañeros, ante la falta de agua.

“Nos han dicho pues que ya nos van a instalar y que ya nos van a instalar y el tiempo entre más, más, se va haciendo largo y los trigos se nos están afectando. Cada día que pasa son más hectáreas que se nos están estresando, entonces, es lo que nosotros estamos manifestándole que queremos acciones, no queremos tantas palabras”, expresó.

El bloqueo de la carretera Santa Rosa-La Barca duró casi cuatro horas, afectando a miles de automovilistas y al transporte de pasajeros y de carga.

Pedro Hernández Padilla espera que el gobierno de Jalisco ahora sí cumpla sus promesas y repare los equipos de bombeo que dañó. De lo contrario, harán un nuevo cierre de la carretera.

“Pero todavía quedan equipos dañados. Todavía nos quedan unos equipos de San Juanico de Poncitlán y otros equipos en el poblado de La Constancia. Esto se ha ido alargando y los trigos poco a poco donde iban los cortes se están muriendo. Nosotros queremos que se levante un acta, donde hay que firmar documentos, donde se van a comprometer las personas que nos dañaron, a pagarnos, porque nosotros todo tenemos legalmente. Estamos trabajando honestamente, tenemos todos nuestros equipos totalmente registrados”, puntualizó.

Otro problema del que exigen atención los agricultores es que en el canal hay tule y maleza acuática que genera “tapones” y esto provoca inundaciones en algunos cultivos. Por ello, piden al gobierno de Jalisco que haga el desazolve de esos puntos.

En total son nueve ejidos los que sufren por la falta de agua en los municipios de Poncitlán, Zapotlán del Rey y Ocotlán.

Ignacio Pérez Vega