Organizaciones civiles denuncian que una activista fue violada sin que el estado de Jalisco, garantice su derecho a la salud y a la justicia.
La integrante de la asociación civil Yokoyani, Verónica Marin, señala que el agresor esta plenamente identificado y es tiempo que las autoridades no actúan.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here