[[{“fid”:”50180″,”view_mode”:”media_original”,”fields”:{“format”:”media_original”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“height”:”320″,”width”:”226″,”style”:”display: block; margin-left: auto; margin-right: auto;”,”class”:”media-element file-media-original”}}]]

Existen personajes históricos que son polémicos, contrastantes, caleidoscópicos y de los cuales podemos conocer sus diferentes facetas de vida y encontrar luces y sombras en todos ellos; ´cómo podemos encontrarlas en cualquier persona. Sin embargo, existe uno al cual por consenso universal, por los siglos de los siglos, jamás debe de verse como una persona o como un ser capaz de demostrar otra cosa que no sea odio y muerte, un monstruo terrorífico que ejemplifica la perversidad más aberrante del género humano y cualquier intento de humanizarlo es motivo del escarnio y de censura pública mundial; nos referimos al siempre alegre Adolf Hitler. 

Irónicamente, el líder del partido nacionalsocialista (NAZI) es criticado y odiado masivamente por hordas milenarias de antifans que saltan a la menor cruz esvástica que se aparezca en el firmamento pero que a la par, tiene un número indeterminado (pero siempre en constante crecimiento) de admiradores que  de manera discreta toman inspiración en los muchos momentos de vida de nuestro Führer.  

Una gran cantidad de libros, series, documentales, videojuegos y películas están dedicadas a la figura de Hitler y la Alemania Nazi;  producciones como La lista de Schindler (1993), La vida es bella (1997) o El niño con el pijama de rayas (2008), son filmes que se concentran  en hablar más sobre el horror del Holocausto y otras como: El gran dictador (1940), Hitler: El reinado del mal (2003) y El hundimiento(2004), se concentran en el ascenso y caída de Adolf Hitler y el Tercer Reich. 

A finales de 2015 en Alemania, apareció en carteleras otra película que se suma a esta larga lista: Er ist wieder da es su título en alemán, traducido al inglés como Look Who’s Back, y en español finalmente llamada Ha vuelto. Dirigida por el director David Wnendt (Gelsenkirchen, Alemania, 1977) y basada en el libro homónimo del escritor Timur Vermes (Editorial Seix Barral, 2013), se trata de una sátira-cómica que nos presenta la inimaginable situación que plantea qué pasaría si por ninguna razón lógica, Adolf Hitler reviviera en pleno centro de Berlín del siglo XXI. 

Realizada como un falso documental y narrado desde el punto de vista del exdictador alemán, nos muestra las peripecias y problemas que padece para adaptarse a un nuevo y desafiante entorno, que al principio encuentra desconcertante y extraño pero que poco a poco empieza a mirar con interés y reflexión. La cinta es peligrosamente divertida, el actor Oliver Masucci, quien personifica a Adolf Hitler, tuvo que salir a la calle vestido e interpretando a su personaje para poder tener las opiniones y reacciones de la gente al verlo y escucharlo hablar, y es aquí donde lo peligroso comienza a surgir; de manera espontánea, personas de todo tipo, empezaban a externarle su solidaridad e interés a sus ideas, expulsar extranjeros o inmigrantes, apoyar a los trabajadores alemanes, mano fuerte para dirigir el destino del país, acabar con la democracia en aras del bien común, son algunas de las cosas que manifestaban las personas junto a Hitler, otros, como describe el mismo actor, lo felicitaban y abrazaban como si fuera una estrella pop en la cumbre de su carrera. Algo interesante de ver.

Les recomiendo mucho esta propuesta, creo que es una interesante manera de reflexionar no sobre los otros, sino sobre nosotros mismos y el racismo, que en menor o mayor medida cargamos y externamos; como ya lo dice en una dramática escena el actor Oliver Masucci en su versión Hitler, cuestionando a otro personaje: “¿Nunca te preguntaste por qué me sigue la gente?… Porque por dentro…son como yo…”.  

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here