La popularidad que Enrique Peña Nieto alcanzó como gobernador del Estado de México y al inicio de su precampaña dentro del PRI llegó a su tope, y a partir de entonces, siguiendo la “ley de la gravedad política”, no puede hacer otra cosa que descender, ahora que se halla expuesto a la observación continua, dice Leonardo Curzio, analista político, en entrevista para Medios UDG Noticias matutino con Karla Planter.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here