La popularidad que Enrique Peña Nieto alcanzó como gobernador del Estado de México y al inicio de su precampaña dentro del PRI llegó a su tope, y a partir de entonces, siguiendo la “ley de la gravedad política”, no puede hacer otra cosa que descender, ahora que se halla expuesto a la observación continua, dice Leonardo Curzio, analista político, en entrevista para Medios UDG Noticias matutino con Karla Planter.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here