Pese a que Enrique Peña Nieto, si el resultado oficial concluye como hasta ahora indica el PREP, haya conseguido apenas 2 puntos más que lo que obtuvo Calderón en 2006, la legalidad y legitimidad de estas elecciones están fuera de duda, pues en democracia lo que las marca son las reglas que establece la Constitución y que fueron aprobadas por todos, dice María Amparo Casar en entrevista para Medios UDG Noticias con Karla Planter.
No obstante, es benéfico para la democracia que el PRI no haya arrasado como se tenía previsto, según encuestas que preveían una diferencia de 14 puntos en promedio entre Peña Nieto, a quien sobreestimaron, y López Obrador, a quien subestimaron. Lo que establece más pluralidad de la que preveían, dice Casar.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here