Mosquitos después del paso de Harvey
Fotografía: Medios
Houston, Texas.

Greg Abbott, gobernador del estado de Texas, dijo hoy que las medidas para controlar los mosquitos son importantes tras el paso del huracán Harvey.

En un informe para los reporteros sobre los esfuerzos de recuperación y asistencia tras el huracán, Abbott dijo que las medidas para controlar los mosquitos se están implementando en toda la zona de Houston en el sureste del estado.

El gobernador dijo que la fumigación local ya empezó a impedir la reproducción de los mosquitos en las aguas de la inundación de Houston y que la fumigación en otras partes del estado comenzarán en los próximos días.

Además, el Departamento de Defensa comenzará la “fumigación de una zona amplia” para frenar cualquier invasión de mosquitos.

Abbott dijo que la fumigación será pagada en su totalidad por el gobierno federal si se realiza en los primeros 30 días posteriores a la tormenta, así que los funcionarios del estado actuaron con rapidez para lanzar la iniciativa.

Funcionarios locales y especialistas en control de plagas advirtieron el fin de semana que los mosquitos podrían ser la siguiente gran tormenta con rumbo a Houston pues estos pueden aprovechar la gran cantidad de zonas inundadas para reproducirse con rapidez después de Harvey.

El Dr. Frank Fan, experto médico de Houston, dijo a Xinhua que la preocupación por la salud pública y por el tema de los mosquitos son los principales retos de la población local, pero dijo que confía en que los riesgos puedan controlarse.

Harvey tocó tierra el 25 de agosto como el huracán más potente en azotar Texas en más de 50 años.

El fenómeno desplazó a más de un millón de personas y dañó cerca de 200 mil viviendas en su camino de destrucción de más de 480 kilómetros. El área de Houston se inundó tras recibir cerca de 1.4 metros de lluvia.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here