Caracas, Venezuela.

La fiscalía venezolana ya abrió una investigación por los 37 muertos registrados ayer miércoles en un centro penitenciario, tras el enfrentamiento armado entre reclusos y fuerzas del orden público en el estado de Amazonas.

El ministro venezolano de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, señaló anoche en contacto telefónico con la televisora estatal VTV, que el centro penitenciario estaba “con apenas tres custodios y prácticamente bajo el control de los líderes negativos y 203 privados de libertad“.

Relató que los reclusos atacaron a los efectivos de seguridad con armas largas e hirieron a 15 funcionarios, además de que “los privados de libertad lanzaron más de 20 granadas“.

Acotó el fallecimiento de varios reclusos que son identificados, mientras que el Ministerio Público (MP) asignó al fiscal cuarto de derechos fundamentales y al fiscal primero de delitos comunes para investigar lo sucedido.